Defendemos a los ‘Ocho de Airbus’ en el Pleno del Ayuntamiento

en Actos públicos/Actualidad

 

BeaPleno2016-01-25b

La intervención de la concejala Beatriz Mogrovejo, en el pasado Pleno del Ayuntamiento del 25 de enero de 2016, quiso recordar el apoyo que las candidaturas de unidad popular y en especial Ganar Móstoles, han dedicado al caso de los sindicalistas procesados durante la Huelga General de 2010. En estos días en los que se ha iniciado el juicio contra ellos, es conveniente seguir movilizados, tanto desde las instituciones como desde el resto de áreas de la sociedad civil.

El pleno de esta tarde viene cargado de injusticias que evidenciar, cargado de voces que reclaman justicia, y cargado de emociones. Emociones de personas que, movidas por el sentimiento solidario de la lucha de la clase trabajadora, se ven afectados en procesos judiciales que más tienen que ver con tiempos del franquismo que de una democracia como la que se supone que tenemos desde hace casi 40 años.

Quiero comenzar esta intervención haciendo eco del mensaje de los sindicatos y los sindicalistas, que es hoy el de evidenciar el ataque sistemático al que se ven sometidos en los últimos años, coincidente con el inicio de la crisis y con la sucesión de reivindicaciones sindicales y sociales en defensa de los derechos laborales. Un ataque que no solo se expresa contra los sindicalistas, sino contra la sociedad civil en su conjunto, tal y como estamos sufriendo en el caso de Alfonso Fernández Ortega y tal y como refleja el texto de la terrible Ley Mordaza.

En el caso de los 8 de Airbus, este ataque viene amparado por la aplicación del artículo del código penal 315.3, artículo que instamos a la inmediata derogación, por ser utilizado en la represión a los trabajadores y trabajadoras que integran piquetes de huelga y que se contrapone con el derecho constitucional a ejercer la huelga laboral.

La aplicación de este artículo, introducido en el año 95 y que tiene una redacción preconstitucional y que supuestamente estaba incluido para perseguir a los empresarios que impidieran el libre derecho a huelga, está siendo utilizado por la fiscalía del Estado en los últimos años justo para lo contrario, coartando el derecho de los trabajadores y trabajadoras y con peticiones de penas, como es en el caso de los 8 compañeros, de mayor peso incluso las que se pueden aplicar en casos de abusos sexuales a menores o en casos de maltratos habituales en el ámbito familiar, a veces hay que hacer este tipo de comparaciones, que son terribles, pero necesarias para poder calibrar la gravedad de las cosas.

Es evidente que la aplicación de este artículo por parte de la fiscalía tiene la clara intención de disuadir a los trabajadores y trabajadoras de ejercer su libre derecho a huelga, de generar un clima de miedo que evite la protesta y la movilización, y por tanto se deje de poner resistencia al atropello y abuso de autoridad de algunos empresarios y fuerzas policiales, y que la clase trabajadora acate las normas del patrón, del capitalismo y de la Troika.,

Porque no solo son los casos de Pepe, Raúl, Tomás, Enrique, Rodolfo, Edgar, Armando y Jerónimo, con los que desde luego el Ministerio Fiscal se he ensañado, sino que son más 80 procesos abiertos que afectan a cerca de 300 militantes sindicales, algunos de ellos ya juzgados y otros en espera de juicio, acusados en su mayoría con la aplicación del artículo 315.3 y con penas que suman 120 años, siendo desde luego el caso de Airbus el más sangrante.

Menciono por ejemplo la acusación a 18 trabajadores detenidos en el piquete ante un supermercado de Guernika en la huelga del 27 de enero del 2011 y que se enfrentaban a 4 años de prisión, el de las cinco personas encausadas en Iruña en la Huelga General del 2012, el de las dos personas encausadas en Logroño durante esta misma huelga, el caso de Ana y Tamara, de Pontevedra, con peticiones de pena de 3 años y medio de cárcel por echar un bote de pintura a una piscina y por supuesto, las numerosas causas a sindicalistas del Sindicato Andaluz de Trabajadores… y así hasta 300 personas.

Todos estos juicios, los celebrados y los pendientes de celebrar, son juicios políticos y cualquiera de estas personas, si finalmente son declaradas culpables, serán presos políticos.

Quiero relatar brevemente lo que sucedió aquel día. Aquella mañana del 29 de septiembre del 2010, en el que país se ponía en huelga contra la reforma laboral que abarataba los despidos, la puerta de la fábrica de Airbus, en la que se concentraban cientos de trabajadores, amanecía con dos unidades antidisturbios que generaron un clima de gran tensión. El resultado fueron varios disparos al aire por parte de uno de los policías antidisturbios y numerosos heridos, 8 de ellos, resultaron acusados al día siguiente por parte de la policía e imputados por coacción y lesiones, cargos por los que el Ministerio Fiscal (ese que actúa como abogado defensor de la Infanta Cristina de Borbón) pide 8 años y tres meses de prisión a cada uno de ellos, todo ello consecuencia de una sucesión de despropósitos judiciales, que tienen un fin, el de criminalizar el libre ejercicio de huelga.

Para terminar, decir que estamos asistiendo en los últimos años a un grave recorte de garantías democráticas de la ciudadanía, que esperamos y deseamos que muy pronto se reviertan con un cambio de gobierno a favor de la justicia social. Es necesario impulsar y dar comienzo a un proyecto en el que la libertad y la solidaridad conforme conciencia colectiva, un gobierno que impulse los cambios sociales y defienda nuestros derechos y que por supuesto derogue el artículos antidemocráticos del código penal como es el artículo 315.3.

Los 8 de Airbus son un ejemplo de lucha e integridad, de solidaridad, de fuerza y ejemplo para todos y para todas. Quiero decir que estos compañeros han tenido la oportunidad de reducir sus penas hasta en tres ocasiones declarándose culpables, y no lo han hecho. No lo han hecho por que no lo son, porque la dignidad está por encima del miedo, y siempre habrá ejemplos que demuestren esto por mucho que quieran asustarnos. Gracias por ser ejemplo de integridad y resistencia.

Animamos también a participar en el acto que se celebrará el próximo día 02 de febrero en apoyo a los compañeros en el Teatro García Lorca de Getafe, a la concentración del día 06 de febrero a las 12,00 horas, en la Plaza del Ayuntamiento de Móstoles, convocada por las candidaturas de unidad popular, y a acudir a la manifestación que saldrá de la puerta de fábrica de Airbus el próximo día 9 de febrero, fecha en la que comienza el juicio. Ganar Móstoles allí estará.

Compañeros, no sois 8, somos miles.