Asamblea de miembros de la Comunidad Educativa rechaza la designación a dedo de directores de centros escolares

en Actos públicos/Actualidad/Educación

El día 1 de septiembre, en el Colegio de Educación Infantil y Primaria Francisco de Quevedo de Getafe, una asamblea de representantes del conjunto de la Comunidad Educativa reclamó de manera inequívoca la defensa de la enseñanza pública a través de la defensa de la democracia en los centros, y su autonomía frente a las políticas autoritarias de la Consejería de Educación.

A finales del mes de junio, los inspectores de educación de la comunidad de Madrid, comunicaron a numerosos centros de la Comunidad nuevos nombramientos de directores saltándose todos los procedimientos administrativos.

Según explicaron miembros de la asamblea eso significa una imposición a dedo de una serie de directores en aquellos centros por jubilación o cambios de equipos directivos. A pesar de que el centro ya había propuesto sus propios equipos, les fue comunicado a finales de junio, o incluso el mismo día 30 de junio a las 13:45, el nombramiento por la Comunidad de Madrid de un nuevo equipo.

A la asamblea acudieron representantes de los sindicatos CCOO, UGT y CGT; de los partidos PSOE, Podemos, Ciudadanos, Ahora Getafe, Leganemos y Ganar Móstoles; de los Movimientos de Renovación Pedagógica y las Plataformas en Defensa de la Escuela Pública; de la Marea Verde de Madrid, así como miembros de AMPAS y claustros de siete centros educativos: Alhóndiga, Francisco de Quevedo, García Márquez y Miguel Hernández de Getafe; Gonzalo de Berceo de Leganés; Jorge Guillén de Alcorcón, y Silvio Abad de San Sebastián de los Reyes.

Se informó a los asistentes de que el día 30 de agosto se comunicó al CEIP Francisco de Quevedo que la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha retirado sus propuestas de dirección y que acepta la que propuso el colegio. Otros centros han conseguido paralizar el dedazo de la Comunidad de Madrid, como por ejemplo el Miguel Hernández de Getafe, o el Montelindo de Bustarviejo. Sin embargo, otros CEIPs asistentes siguen reivindicando su propio equipo directivo, como el Alhóndiga de Getafe, Gonzalo de Berceo, García Márquez o Silvio Abad.

Se constata que la Consejería de Educación, en manos del PP, no tiene ningún sustento legal razonable a la hora de nombrar directores, ya que incluso se salta criterios que la propia LOMCE marca (una ley aprobada únicamente por el PP) como la necesidad de que los equipos directivos conozcan su entorno y den continuidad a los proyectos educativos del centro. Como todo argumento expone ahora que es mejor emplear equipos externos porque son más objetivos (?);  en otros casos ha alegado que es porque el centro tiene un menor número de alumnos, cosa que en otro de los centros el resultado es inverso, y que en cualquier modo no es razón válida para imponer unilateralmente un equipo directivo. El criterio, se teme, es meramente político y pretende la imposición de equipos directivos cercanos al Partido Popular.

La asamblea acordó proseguir con las movilizaciones por la defensa de la democracia en los centros, a través de comunicaciones y notas de prensa a los medios, envío de información a los claustros escolares, concentraciones públicas, o no facilitar a los nuevos equipos directivos la labor a desempeñar en el desarrollo de sus funciones.